SERVICIO DE UROLOGÍA

HOSPITAL QUIRÓN SAGRADO CORAZÓN

UNIDAD DE MEDICINA SEXUAL

DIRECTOR

  • Dr. Xosé María Pena Outeiriño. Urólogo, Jefe de Servicio.

COORDINADORES

  • Dr. Juan Manuel Poyato Galán. Urólogo, Andrólogo, Especialista en Medicina Sexual.
  • Dra. Vanessa García Millán. Psicóloga, Sexóloga, Máster en Medicina Legal y Forense.
  • Dr. Francisco Rivera Muñoz. Urólogo.

¿QUÉ ES LA SALUD SEXUAL?

Es un estado de salud y satisfacción del individuo en relación con su Sexualidad, que combina elementos físicos, emocionales, mentales y sociales, que no es meramente la ausencia de enfermedad, de trastorno o de disfunción. Es algo que requiere una aproximación respetuosa y bienintencionada hacia la Sexualidad y las relaciones sexuales entre las personas, y que necesita alcanzar relaciones sexuales seguras y placenteras, libres de coacción, discriminación o violencia. Por añadidura, para alcanzar y mantener un nivel satisfactorio de salud sexual, los derechos sexuales de todas las personas deben ser respetados, protegidos y completados.

La Medicina sexual trata de reducir los trastornos que afectan negativamente al placer físico o emocional, la satisfacción sexual y la autoconfianza, y la satisfacción de cada relación de pareja. También se encarga de desmontar falsos mitos y creencias sobre la sexualidad, eliminando miedos y malentendidos que limiten respuestas sexuales sanas y naturales, reduciendo con ello la ansiedad o los cambios del estado de ánimo relacionados con el sexo.

¿QUÉ ES UNA UNIDAD DE MEDICINA SEXUAL?

Es un conjunto de especialistas que, de forma integral, coordinada y multidisciplinaria, se ocupan de todos los problemas sexuales del hombre, la mujer y la pareja, así como de los trastornos derivados de la identidad o preferencia sexual.

Desde un paradigma ético que nace del más estricto respeto por la persona y su singularidad única, los principios que inspiran el funcionamiento de esta Unidad permiten centrar su campo de conocimiento en la persona y la pareja de una manera prácticamente exclusiva, apoyándose en sólidos argumentos científicos de Medicina basada en la evidencia, que permiten combinar abordajes psicosomáticos y somato-médicos de forma integrada entre todos los profesionales preocupados por la salud sexual. Es por esto que, utilizando como piedra angular una moderna y sólida historia clínica sexual, se emplearan cuantos medios sean necesarios para el correcto diagnóstico y tratamiento de los problemas planteados por los pacientes, individualizando las medidas para cada caso, ya sean requeridas herramientas psicoterápicas, sociales, educacionales, farmacológicas, físicas o quirúrgicas.

Urólogos/Andrólogos, Ginecólogos, Cirujanos Plásticos, Psiquiatras, Psicólogos/Sexólogos, Psicoterapeutas, Médicos de Familia, Médicos Forenses, Terapeutas Ocupacionales, Educadores y Enfermeras se encargarán de estudiar los fenómenos que a continuación se detallarán.

Por extensión, otros profesionales de la salud serán necesariamente consultados dependiendo de las necesidades particulares de cada caso para lograr la atención más completa y satisfactoria para cada persona o pareja.

¿DE QUÉ SE OCUPA LA MEDICINA SEXUAL?

El área de conocimiento fundamental de esta unidad lo ocupan las disfunciones sexuales, que son trastornos:

  • Del deseo sexual (pérdida, falta de control, fantasías)
  • De la excitación sexual (ausencia, agotamiento, exceso)
  • Del orgasmo (ausencia, falta de satisfacción, potenciación)
  • Eyaculatorios (eyaculación precoz, retrasada, ausente)
  • Dolor genital (Vaginismo, coitalgia, dolor peneano)
  • Del suelo pélvico (sexualidad e incontinencia urinaria)
  • Anormalidades estructurales o anatómicas (estética de genitales, incurvación de pene, labios excesivamente grandes, genitales a disgusto)
  • De la erección (disfunción eréctil, priapismo)

Desde el punto de vista fisiológico estudia las vías de funcionamiento del deseo y de la respuesta sexual:

  • Mecanismos dependientes del Sistema Nervioso Central
  • Rol de las Hormonas
  • Respuesta Genital
  • Orgasmo, lubricación y eyaculación

Desde el punto de vista del impacto de los problemas sobre el género considera:

  • Alteraciones de la diferenciación y desarrollo sexual
  • Problemas del desarrollo de los aparatos genital y reproductivo
  • Trastornos del desarrollo psicosexual y de la identidad de género
  • Dificultad de identificación/aceptación de la orientación y la actitud sexual
  • Incapacidad de incorporar la Sexualidad a la capacidad de relación social
  • Dificultad de aceptación de patrones de comportamiento sexual

Desde el punto de vista de la edad estudia especialmente:

  • El efecto de la edad sobre la fisiología sexual y su psicología
  • El factor social de la Sexualidad en la persona mayor

Desde el punto de vista del impacto de otras condiciones sobre la sexualidad se tratarán especialmente:

  • El impacto de trastornos somáticos o psíquicos sobre la sexualidad
  • El impacto del cáncer sobre la Sexualidad
  • Infecciones de transmisión sexual
  • Problemas sexuales relativos a la reproducción
  • Drogas y sexualidad
  • Violencia sexual y abuso

Desde el punto de vista de comportamientos problemáticos o generadores de conflictos sociales, considerados como desviaciones y conductas aberrantes, también se ocupa de:

  • Parafilias: exhibicionismo, voyerismo, pedofilia, sadomasoquismo, fetichismo, etc.
  • Agresiones sexuales: abusos, violaciones.
  • Comportamiento sexual compulsivo, adictivo o de alto riesgo.

Patologías

En este apartado intentamos desvelar los secretos de las patologías más comunes, así como sus consecuencias y posibles tratamientos.

Estos contenidos deben tomarse siempre como una guía orientativa. Cada caso tiene sus peculiaridades y sólo tu médico puede darte la respuesta definitiva.

Esperamos que te sirva de ayuda.

Cáncer de próstata


TOMA DE DECISIÓN EN EL ADENOCARCINOMA DE PRÓSTATA.

DOCUMENTO DE AYUDA AL PACIENTE.

Si una biopsia ha mostrado que tiene un cáncer de próstata, estas explicaciones son para usted.

Le mostrarán los hechos sobre su enfermedad, los distintos tratamientos y los posibles resultados de su decisión. Incluso si decide que su médico tome la decisión por usted, debe conocer todos los datos adecuadamente.

Aprenda lo que pueda para tomar la decisión por sí mismo. Comparta sus preocupaciones con su médico, con su familia y con sus amigos.

Muchos otros han aprendido cómo y le han hecho frente.

Usted también puede.

El cáncer de próstata es diferente a otros cánceres.

No es fácil comprenderlo:

  • Por un lado, es un cáncer, y tal como ocurre como en otros cánceres, hay una posibilidad de que crezca, se disemine y que incluso pueda causar la muerte.
  • Por otro lado, es un tipo diferente de cáncer, y en la mayoría de los casos crece de forma muy lenta y no causa problemas. No obstante, hay algunos casos en los que el crecimiento es muy rápido.
  • En estadios tempranos los médicos no pueden predecir de qué forma va a crecer el cáncer.
  • Si los hombres vivieran lo suficiente, la mayoría de ellos desarrollarían cáncer de próstata, pero solo unos pocos morirían a causa de este tumor. De hecho, el 60% de los hombres mayores de 70 años tiene este tipo de cáncer.

Buenas y malas noticias sobre el cáncer de próstata.

  • Es el cáncer más frecuente en los hombres sin contar el cáncer de piel.
  • A pesar de esto, tan solo el 3% de los pacientes que lo padecen mueren por su causa.
  • No es fácil elegir el mejor tratamiento. Incluso los médicos no siempre aciertan.
  • Existen 3 tipos distintos de tratamiento en estadios tempranos: vigilancia expectante, cirugía y radioterapia.

La vigilancia expectante es justo lo que su nombre indica. Tu médico le hará revisiones periódicas y no se hará nada hasta el momento que aparezcan los síntomas. Además, puede elegir comenzar un tratamiento activo en cualquier momento.

La cirugía y la radioterapia son tratamientos activos. Son tratamientos curativos pero tienen efectos indeseables tales como: problemas con la erección, con la continencia y con el control vesical.

El número de pacientes vivos después de 10 años con cualquiera de estas modalidades de tratamiento es similar.

¿Cuáles son los resultados de sus pruebas diagnósticas?

A usted le han dicho que tiene un cáncer de próstata. Usted tiene el resultado de una biopsia y otras pruebas que nos dirán si el cáncer está diseminado o no. Estas pruebas nos dan una información muy válida aunque no perfecta.

1.- EL PSA: nos va a decir cómo de grande es su tumor y si puede haberse diseminado. Cuanto más elevado es el PSA, más grande será el tumor.

Escriba aquí el valor de su PSA ______________________

  • Si es < a 10 ng/ml, las posibilidades de que el tratamiento sea efectivo son muy elevadas.
  • Si está entre 10 y 20ng/ml, hay motivos de preocupación.
  • Si es > de 20 ng/ml, las posibilidades de que el tratamiento sea efectivo no son muchas.

2.-EL GRADO DEL TUMOR: Nos va a decir lo rápido que el tumor puede crecer. Al grado se le llama valor del Gleason.

Cuando se toma una biopsia, se cogen células prostáticas, se miran en el microscopio y se ve la velocidad de crecimiento de estas células.

Sobre la base de lo que se observe, se le da un valor a ese tumor. Es la mejor guía para saber la rapidez de crecimiento que puede tener el tumor, pero no es perfecto. El valor del Gleason va de 2 a 10.

Escriba aquí su valor de Gleason_____________________

  • Si es 2, 3, 4 ó 5 su cáncer probablemente crecerá de forma muy lenta.
  • Si es 6 ó 7 tendrá un crecimiento medio.
  • Si es 8, 9 ó 10 crecerá rápidamente.

3.- EL ESTADIO DEL TUMOR. Nos va a decir cómo de grande es el tumor y lo rápido que se disemina.

El tratamiento que su médico recomiende dependerá de si el tumor está diseminado fuera de la próstata o no. Si está diseminado, el resultado del tratamiento probablemente no sea del todo bueno.

En función del estadio, su médico podría indicarle otras pruebas diagnósticas como TAC, Gamma grafía ósea, Resonancia magnética … etc. a fin de saber si el tumor está confinado o no a la próstata.

Hay 2 formas de medir el estadio:

  • Un sistema usa letras y números (Ejemplo: T1 N0 M0). Donde T es el tamaño del tumor, N si existen ganglios linfáticos afectados o no, y M nos dice si existen metástasis a distancia o no.
  • El otro sistema usa letras de las A la D.

Escriba aquí su estadio________________________

http://iurologico.com/wp-content/uploads/2012/02/Esatadio.jpg

PLANEANDO EL TRATAMIENTO

¿Cómo usar el resultado de las pruebas diagnósticas?

Tomadas en conjunto, su médico le dirá qué tratamientos tienen mayor probabilidad de éxito para curar o controlar su cáncer.

1.-PSA

Aunque el test no es perfecto, nos orienta a la hora de elegir un tratamiento.

  • Si el PSA es bajo, los mejores tratamientos son la vigilancia expectante, la cirugía y la radioterapia.
  • Si el PSA es alto, estos tratamientos no tienen tanto éxito.

2.-EL GRADO GLEASON

  • Si el Gleason es bajo, la velocidad de crecimiento del cáncer será probablemente lenta. En ese caso, existen muchas probabilidades de que nunca le cause problemas.
  • Si el Gleason es alto, hay peligro de que el tumor se haya extendido fuera de la glándula prostática.

3.-EL ESTADIO

  • En estadios tempranos o bajos, el tratamiento tiene muchas posibilidades de tener éxito.
  • En estadios altos o tardíos, las posibilidades de éxito son muy pocas.

Otros conceptos a tener en cuenta……….

1.- LA EDAD.

  • La vigilancia expectante puede ser la mejor elección en pacientes ancianos. Cuanto más edad se tenga, menores son las probabilidades de tener problemas en lo que le quede de vida.
  • En hombres con una esperanza de vida mayor de 10 años, existen probabilidades de tener problemas motivados por el cáncer de próstata.

2.- EL ESTADO DE SALUD

  • El hecho de tener otros problemas de salud asociados, puede acortar la vida antes de que el cáncer de próstata dé síntomas.

3.- NUESTRA VALORACIÓN Y SENTIMIENTOS.

  • Algunos hombres desean tratamientos activos, incluso teniendo un tumor de crecimiento lento. Piensan que, si se tratan el cáncer ,nunca les dará problemas.
  • Otros hombres desean esperar y ver qué ocurre. Ellos no van a presentar las secuelas de los tratamientos activos. Sin embargo, tienen una mayor incertidumbre con respecto al futuro que aquellos que piden de entrada un tratamiento activo.

ELECCIÓN DEL TRATAMIENTO

VIGILANCIA EXPECTANTE

¿Qué ocurre?

  • En la vigilancia expectante no está recibiendo ningún tipo de tratamiento para el cáncer de próstata.
  • Su médico y usted vigilan los signos del cáncer que pudieran aparecer, tanto por crecimiento local cómo a distancia.
  • Se deben realizar analíticas periódicas para ver la evolución del PSA.

¿Cómo puede ayudarme este tratamiento?

Algunos médicos piensan que la vigilancia expectante es un buen tratamiento si:

  • Usted tiene un cáncer pequeño y confinado a la próstata y no es de esperar que se produzca un crecimiento rápido.
  • Usted no tiene que preocuparse por los efectos indeseables o complicaciones de los tratamientos activos como la incontinencia o la impotencia.
  • Usted siempre puede cambiar de opinión y elegir realizar un tratamiento activo.

¿Cómo podría causarme problemas?

  • El tumor podría crecer fuera de la próstata y ser más difícil de controlar.
  • Sin no lleva una vigilancia cuidadosa, el tumor podría crecer y causarle síntomas prostáticos como, por ejemplo, dificultad en el vaciamiento de la vejiga, hematuria, impotencia o dolor.
  • Puede ser muy estresante para usted no saber qué va a pasar en el futuro.

CIRUGÍA

¿QUÉ VA A PASAR?

  • Será ingresado en el hospital durante algunos días.
  • En la intervención extirpamos toda la glándula prostática (cáncer incluido). En algunas ocasiones también se extirpan los ganglios linfáticos iliacos que están cercanos a la próstata.
  • La herida quirúrgica se localiza por debajo del ombligo en la línea media y será de unos 15 a 20 cm si se realiza mediante cirugía abierta. En caso de hacerlo mediante cirugía laparoscópica, llevará varias herida de menor tamaño siempre por debajo del ombligo.
  • Después de la intervención mantendrá una sonda vesical durante, al menos, 2 semanas.

¿Cómo puede afectarme este tratamiento?

  •  Si el tumor no ha salido de la próstata, la cirugía extrae el tumor y por tanto usted estará totalmente curado.

“Cuando me decidí a realizar un tratamiento activo, recibí buenas y malas noticias. Las buenas era que estaba totalmente curado, y las malas eran que lo estaría a costa de sufrir serios efectos secundarios”

¿Qué problemas me puede causar la cirugía?

  • Puede que la operación no consiga extraer todo el tumor.
  • Pueden existir complicaciones durante o tras la intervención.
    • SANGRADO: la próstata es un órgano que recibe mucha sangre y durante la intervención se puede producir un sangrado que requiera, incluso, una transfusión de sangre.
    •  TROMBOSIS VENOSAS: es un riesgo común a todas las intervenciones quirúrgicas. Se pueden producir coágulos de sangre en las piernas o en los pulmones. Es una complicación grave.
    • INFECCIÓN de la herida quirúrgica.
    • INCONTINENCIA DE ORINA: usted podría no poder contener la orina cuando tosa, estornude o simplemente con los cambios posturales. Estos escapes normalmente son pasajeros (semanas o incluso meses) en cuyo caso no requiere tratamiento. En el 9% de los casos el problema permanece para siempre.
    • ESTENOSIS de uretra: el 15% de los pacientes operados presentan estenosis en la uretra a nivel del lugar donde se unen la uretra y la vejiga. Este problema requiere una intervención para abrir la uretra.
    • IMPOTENCIA: el 90% de los pacientes operados permanece impotente tras la cirugía. En algunos casos se recuperan con el tiempo pero en la mayoría de los casos se necesita tratamientos adicionales como la Viagra, inyecciones de prostaglandinas, prótesis, etc….
    • MUERTE: como en cualquier cirugía


RADIOTERAPIA

¿Qué ocurre?

Hay 2 tipos de tratamiento con radioterapia. Su médico le aconsejará uno u otro en función del tipo de tumor que usted tenga.

  • RADIOTERAPIA EXTERNA:
    • Este método lucha contra el cáncer desde dentro del cuerpo.
    • Se dirigen las radiaciones hacia la próstata.
    • No necesita ingreso hospitalario, aunque deberá acudir al hospital al menos 5 días a la semana durante 7 u 8 semanas.
    • Cada tratamiento dura unos 15 minutos.
    • Hoy en día se realiza radioterapia conformacional, la cual presenta menores efectos adversos y controla mejor la enfermedad.
  • BRAQUITERAPIA:
    • La radiación se realiza desde dentro de la próstata y sólo afecta al tejido prostático.
    • Se realiza introduciendo en la próstata unas partículas radiactivas que solo actúan a ese nivel.
    • Este tipo de tratamiento se realiza a pacientes muy bien seleccionados.

Previamente a la realización de estos tratamientos, normalmente se dan unos medicamentos para disminuir las hormonas masculinas.

  • Esto mejora las probabilidades de éxito.
  • Puede durar varios meses (1 inyección cada 3 meses).
  • Puede tener efectos secundarios como la disminución del apetito sexual, sofocos y pérdida de fuerza.

¿Cómo me ayuda este tratamiento?

  • Si el tumor no ha salido de la próstata, la radioterapia destruye todas las células del cáncer y usted se considera curado.
  • El problema de la impotencia ocurre en menor número que con la cirugía.
  • También se producen menos problemas de incontinencia.

¿Qué problemas puede ocasionarme?

  • Puede no destruir completamente el tumor.
  • Puede tener algunos efectos secundarios para cada tipo de radiación, pero la frecuencia de aparición es diferente.
    • INCONTINENCIA: la incontinencia puede durar varias semanas, pero normalmente desaparece con el tiempo. Tan sólo el 2-4% de los pacientes mantienen incontinencia de forma permanente. Es rara la aparición de incontinencia tras la radioterapia externa.
    • ESTENOSIS DE URETRA: Puede causar dolor y dificultad para el vaciamiento de la vejiga por alteración en el paso de la orina por la uretra. Puede deberse a la inflamación de la próstata o a infección del tracto urinario. Así mismo, también puede causar polaquiuria (orinar muchas veces y poca cantidad). En el 92 % de los pacientes no sucede o bien es temporal. En el 8% restante, lo presentan de forma permanente. Es posible que con la braquiterapia este porcentaje sea menor.
    •  DIARREA, DOLOR O SANGRADO RECTAL: Es un problema temporal y de corta duración. Tan solo el 8% de los pacientes permanece en el tiempo con este problema (este porcentaje es igual para los dos tipos de radioterapia).
    • IMPOTENCIA: el 45% de los pacientes sometidos a radioterapia, tanto externa como con la braquiterapia, presentan impotencia de forma permanente. Sin embargo, incluso sin que exista erección, es posible que el deseo sexual y las sensaciones de orgasmo permanezcan. La impotencia puede tratarse de diversas formas: medicación oral (Viagra, Cyalis, Levitra), inyecciones intracavernosas, Vacuum, Prótesis… etc.

Otras cosas en las que pensar…

  • Con la radioterapia externa puede sentirse débil y cansado durante el tiempo que dure el tratamiento.
  • La braquiterapia es un método que lleva menos tiempo empleándose, y por tanto, los efectos secundarios no son tan bien conocidos.

SI TRAS LA RADIOTERAPIA EL TUMOR NO SE CURA, LA CIRUGÍA ES MUCHO MÁS DIFÍCIL DEBIDO A LOS CAMBIOS QUE APARECEN EN LOS TEJIDOS DE ALREDEDOR.



http://iurologico.com/wp-content/uploads/2012/02/tratamiento.jpg

Efectos adversos permanentes en cada tratamiento.

http://iurologico.com/wp-content/uploads/2012/02/efectos.jpg

En los primeros tres meses tras el tratamiento hay mayor tasa de impotencia, incontinencia, diarrea, disuria o polaquiuria, pero son síntomas temporales.

La edad del paciente también influye. Hay menos efectos indeseables en pacientes más jóvenes.

¿Qué ocurre tras el tratamiento?

  • Una vez que finalice el tratamiento, debe seguir visitas periódicas cada 6 meses hasta los diez años.
  • Se le realizará tacto rectal y prueba del P.S.A.
  • Si el P.S.A. comienza a elevarse, el tumor ha vuelto a aparecer.
  • Si todos los exámenes y análisis son normales, el cáncer se considera curado.

Si el cáncer vuelve a aparecer

  • Si el cáncer vuelve, va a ser más difícil luchar contra él una 2ª vez.
  • Si el cáncer todavía está localizado en la próstata, se puede intentar otro tratamiento distinto al 1º que se realizó.
  • Si el tumor ha salido de los límites prostáticos, el nuevo tratamiento debe actuar en todo el organismo y no limitarse al área prostática.

Cuando llegamos a tiempo:

Estadios tempranos del cáncer de próstata.

  • Cuando está confinado a la próstata.
  • El tumor no se ha salido de los límites prostáticos.
  • El cáncer puede ser más fácil de curar.
  • El tratamiento va encaminado a la curación del cáncer.
  • La vigilancia expectante, la cirugía, la radioterapia externa y la braquiterapia son tratamientos que afectan sólo a la próstata.
  • Como ayuda al tratamiento local su médico puede aconsejar un tratamiento oral para disminuir las hormonas masculinas.

Cuando no llegamos a tiempo:

Cáncer de próstata avanzado.

Aproximadamente el 17% de los pacientes que acuden al urólogo con cáncer de próstata tiene un cáncer avanzado. En algunos casos se trata de recidivas de tumores a los que se les ha tratado previamente con cirugía o radioterapia.

  • Cáncer de próstata avanzado es cuando rebasa los límites prostáticos.
  • El tratamiento va encaminado al control de los síntomas.
  • El tratamiento es sistémico mediante bloqueo hormonal.

Cada elección tiene sus riesgos. No hay respuestas seguras.

  • Los hombres que se preocupan de los efectos indeseables normalmente eligen la vigilancia expectante.
  • Los que se preocupan más por vivir con un cáncer en su cuerpo, eligen cirugía o radioterapia.

Piense en qué es lo más importante para usted.

Solo con oír que tiene un cáncer de próstata puede causarle una conmoción a usted y a su familia. Esto es completamente normal.
Estas sensaciones pueden cambiar cuando usted empiece a tener un mayor conocimiento sobre su enfermedad y sus posibles tratamientos.