Disfunción eréctil

¿QUÉ ES?

La incapacidad para alcanzar o mantener la rigidez (dureza) del pene durante la erección, que impida o limite una relación sexual plena y satisfactoria, es lo que se conoce como Disfunción Eréctil (DE). Puede que su causa sea de origen Psicológico (DE Psicógena) o que sea secundaria a una enfermedad o trastorno físico (DE Orgánica), aunque la gran mayoría de casos suele tener factores comunes de ambos tipos (DE Mixta).

Las enfermedades que más comúnmente pueden causar una DE son la Hipertensión Arterial y la Diabetes. El Tabaquismo y los Trastornos Hormonales también se encuentran relacionados con los problemas de erección.

Aunque la DE aumenta con la edad (1-2% de varones entre 35 y 40 años; 20-25% de varones entre 50-65 años), bien diagnosticada y tratada suele tener solución, pero siempre debe particularizarse el tratamiento para cada persona.

La DE puede ser muy probablemente el signo inicial de otro tipo de enfermedades: Infarto Cardíaco, Trombosis, Depresiones, Problemas Circulatorios Cerebrales,… por lo que tratando la DE se previenen otros problemas serios.

¿CÓMO FUNCIONA LA ERECCIÓN?

El tejido responsable de la erección lo forman los Cuerpos Cavernosos, que son dos cilindros que se encuentran en el interior del cuerpo del pene; son una especie de tubos alargados que se pueden estirar aumentando de tamaño conforme se rellenan de sangre arterial mientras, simultáneamente, se reduce la salida de sangre venosa.

Para alcanzar una erección plena (con máxima dureza) es fundamental una restricción importante de la salida de sangre venosa.

¿QUÉ TRATAMIENTO TIENE LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL (DE)?

El gran avance científico y tecnológico de los últimos tiempos ha ampliado considerablemente la gama de opciones en el tratamiento de la DE. En nuestros días, el manejo de los trastornos de erección se realiza siempre de forma personalizada, en función de los factores que la causan y de manera muy personalizada y exclusiva; para ello se dispone de numerosas alternativas que van desde herramientas Psicoterápicas o Farmacológicas, hasta las más modernas técnicas Quirúrgicas (por ejemplo, el implante de Prótesis Peneanas).

Opciones de tratamiento de la disfunción eréctil

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para la disfunción eréctil? La disfunción eréctil tiene varios tratamientos posibles. Pero el que recomiende el médico dependerá de varios factores, entre ellos la gravedad de la disfunción eréctil, las condiciones de salud subyacentes, la edad del paciente, los medicamentos que podría tomar, y algunos otros factores. El médico explicará claramente los riesgos y beneficios de cualquier tratamiento que se ofrezca.

Cambios en la dieta

Algunos cambios de estilo de vida pueden mejorar los síntomas de la disfunción eréctil (DE), y a veces curar la impotencia completamente. Entre estos se pueden incluir:

  • Bajar de peso: si el paciente tiene sobrepeso/obesidad, perder peso puede ayudar considerablemente
.
  • Ejercicio: hacer ejercicio por lo menos cuatro veces a la semana puede ayudar significativamente a los hombres a recuperar la función eréctil
.
  • Fumar: fumar es una causa común de disfunción eréctil. Dejar de fumar puede marcar una enorme diferencia.
  • Alcohol: si el paciente bebe una gran cantidad de alcohol, ya sea dejarlo totalmente o reduciendo su consumo, se puede mejorar el problema.
  • La diabeteses una enfermedad que también puede provocar disfunción eréctil, por lo que es aconsejable en estos pacientescontrolar bien las cifras de azúcary a si mejorar la erección
  • Estrés: reducir el estrés mental y la ansiedad se ha demostrado que mejora los síntomas de la disfunción eréctil.

Si se realizan estos cambios en el estilo de vida no solo es más probable que se mejore el problema de la disfunción eréctil del paciente, sino que también mejorará su salud en general. Perder peso, hacer más ejercicio, dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol tiene enormes beneficios de salud en general.

Si usted está tomando medicación actualmente y esta medicación es la causante de la disfunción eréctil, es posible que el médico pueda sugerir medicamentos alternativos. Nunca deje de tomar sus medicamentos con receta sin consultar con su médico primero.

Medicamentos para la disfunción eréctil

Entre los medicamentos orales más comunes para el tratamiento de la disfunción eréctil se incluyen:

  • Viagra (Sildenafil)
  • Levitra (Vardenafil)
  • Cialis (Tadalafil)

Los tres medicamentos imitan los efectos del óxido nítrico, que nuestro cuerpo produce, es decir, relajan los músculos del pene, lo que resulta en un mayor flujo de sangre y una erección. Vienen en diferentes dosis y tienen efectos secundarios que deben consultarse.

Tome estos medicamentos solo por vía oral y solo después de haber hablado con su médico. Este tipo de medicación no es adecuada para todos los pacientes, por ejemplo, no es adecuada para hombres que:

  • Han tenido un accidente cerebrovascular
  • Tienen hipertensión no controlada (presión arterial alta)
  • Tienen hipotensión (presión arterial baja )
  • Tienen problemas de ansiedad o depresiones y toman medicación
  • Están tomando medicamentos de nitrato, tal nitroglicerina

Las bombas de vacío

Las bombas de vacío son un tubo de plástico está conectado a una bomba. El hombre coloca su pene en el interior y el aire se bombea fuera del tubo. El vacío extrae sangre al pene, dando lugar a una erección. El hombre se coloca un anillo de goma en la base del pene para que la sangre se quede ahí. En la mayoría de los casos, la erección puede mantenerse durante aproximadamente 30 minutos.

Las bombas de vacío son generalmente eficaces para el 90% de los hombres con disfunción eréctil. Inicialmente, puede llevar al paciente un tiempo para saber cómo utilizarlo correctamente. Las personas con trastorno de sangrado o que estén tomando un medicamento anticoagulante no deben utilizar la bomba.

Cirugía para la disfunción eréctil

Solo se recomienda la cirugía si no funcionan otras opciones de tratamiento o si una persona joven ha tenido una lesión grave en el área pélvica. La cirugía también puede ser necesaria si el hombre tiene un problema estructural serio con su pene.

Los implantes de pene pueden ser de tres formas: rígidos, semirígidos y flexibles.